Detrás de la magia

Una carta del Paje Ferdinand

Querida mamá o papá,

Se dice que cuando uno crece, deja de creer en la magia. Pero, por una razón que todavía desconozco, en mi caso no ha sido así. Yo todavía sigo creyendo en esa magia que, en tu infancia, te hacía ver lo invisible y sentir lo imposible. Aquella que te hacía cosquillitas de mariposa en el estómago y te acariciaba el corazón. ¿Todavía la recuerdas?

Soy Ferdinand, director elfo de Buzón Real y, desde que tenía 12 años, ayudante personal de Los Reyes Magos y Santa Claus.

Desde hace unos años, he tenido la fortuna de poder traer al mismísimo Santa Claus para que visitase en persona a muchos niños y niñas hospitalizados que, por su enfermedad, no podían ir hasta el Polo Norte para verle. ¡E incluso a algunos de ellos les organicé un encuentro personal con el jefe en una limusina secreta!

Fueron momentos increíbles. Pero llegó el 2020 y con él la pandemia que asoló al mundo…

Y ese mismo mes de marzo, en pleno confinamiento, no podía dejar de pensar: ¿cómo estarán viviendo esto los peques en los hospitales?

Todos sabemos cuánto se ha exigido y privado a los niños y las niñas en estos casi 2 años eternos. Pero, ¿alguien sabe la situación que ha ocurrido en los hospitales? Por desgracia, desde el año pasado no se están haciendo casi actividades en las plantas infantiles y las medidas de aislamiento (por seguridad y salud) están siendo muy duras.

Casi, como un ejercicio de clarividencia, atisbé que las Navidades del 2020 iban a ser muy diferentes y no podría llevar a Santa Claus a los hospitales. Y pensé, ¿qué bonito sería si, aunque no podamos hacer un encuentro personal, los niños y las niñas pudieran recibir en su habitación una carta personal de los Reyes Magos o de Santa Claus?

Quería hacer algo que tuviese un impacto directo y real en aquellos peques. Darles una sorpresa mágica en el hospital que les hiciese olvidarse (a ellos y sus padres), por un momento, de la situación que estaban viviendo. Y, sobretodo, hacerles saber que sus guardianes mágicos seguían velando por ellos, a pesar de la distancia y las circunstancias. Como llevan haciendo desde hace siglos…

Así fue como el año pasado nació Buzón Real. Y gracias a todas las personas que confiaron en nuestro trabajo (el de mi ayudante Arturito y el mío, porque sí, somos solo dos elfos haciéndolo todo), logramos llegar a varios hospitales a través de Juegaterapia.

En 2021 las cosas en los hospitales no han cambiado mucho. Por eso este año, como hemos tenido más tiempo para organizarnos, vamos a colaborar con más de 16 organizaciones, tanto nacionales como locales, para poder lograr la increíble misión de llegar a niños y niñas con cáncer de todas las provincias de España.

Gracias a tu colaboración, además de regalar a tu hij@ una sorpresa inolvidable, haces posible que podamos hacerlo también con todos esos peques que hoy se encuentran hospitalizados.

Con frecuencia pienso en aquel niño de 12 años que fui y cómo se sorprendería al ver cómo estamos repartiendo tanta magia e ilusión.

Pero como dijo una vez Margaret Mead: “Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos conscientes y comprometidos pueden cambiar el mundo; en realidad, es lo único que ha conseguido hacerlo”.

Gracias, de corazón, por hacer posible lo imposible.

Con cariño desde el Lejano Oriente,

La ilusión también cura

A veces, la ilusión puede ser la mejor medicina en la lucha contra el cáncer infantil. Por eso, donamos a todas estas asociaciones cartas mágicas y otras sorpresas para peques hospitalizados de toda España.